La hija del fundador de Oath Keeper va a espaldas de su padre. Marcha proabortista organizada el fin de semana del 4 de julio.

Trump debería estar perdiendo el control: los federales tenían evidencia sólida sobre 11 Oath Keepers for Sedicious Conspiracy reservados solo para los criminales políticos más serios.

Una manifestación a favor del derecho a decidir el fin de semana del Día de la Independencia puede parecer fuera de lugar en un área remota del noroeste de este estado.

El pequeño pueblo de Eureka, con una población de alrededor de 1400 habitantes, tiene más de una docena de iglesias, votó el 73 por ciento a favor de Donald Trump en 2020 y tuvo una protesta de camioneros a principios de este año que atrajo a cientos de personas al cruce fronterizo canadiense cercano. .

Más improbable aún es la persona a cargo del mitin: Sequoia Rhodes Adams, la hija de 19 años de Stewart Rhodes, el hombre que fundó la milicia Oath Keepers.

En relación con lo que los fiscales federales afirman que fue el complot de su grupo de extrema derecha para asaltar el Capitolio de los EE. UU. el 6 de enero, el patriarca de la familia se encuentra actualmente en la cárcel mientras espera el juicio después de declararse inocente de los cargos de conspiración sediciosa.

“Era extremadamente antifeminista mientras crecía”, dijo Sequoia a The Daily Beast, describiendo su transformación política en una activista a favor del derecho a decidir después de que la familia huyó de lo que describieron anteriormente como la casa de Rhodes en Montana, violentamente abusiva, en 2018.

“Ni siquiera podía hablar sobre el aborto o se asustaría”, dijo sobre su padre.

En una entrevista reciente con el Southern Poverty Law Center, Sequoia y sus hermanos adultos acusaron a su padre de abuso. Estas acusaciones se sumaron a las de violencia hechas en la solicitud de una orden de restricción de la madre de Sequoia, Tasha, exesposa de Rhodes, en 2018.

Sequoia afirmó en una entrevista esta semana que ver el sexismo común después de dejar la casa de Rhodes, donde había pasado sola toda su vida, la hizo consciente de la discriminación que experimentan las mujeres en Estados Unidos.

¡@paulimeth cubrió nuestra pequeña marcha! https://t.co/pmZ7sAf4fC

– Sequoia Rhodes Adams (@SOCHOIA_R_ADAMS) 2 de julio de 2022

“Una vez que tienes un hijo, te quedas con ellos”, le dijo a The Daily Beast.

“Es por eso que no podíamos irnos”, agregó su madre, Tasha Adams, en una entrevista. “Porque tuvimos tantos niños”.

Una participación tan asombrosa. Unos escasos y intentos débiles de intimidación, pero estos hombres y mujeres cantaron directamente. pic.twitter.com/dudiy0jmmx

— Sequoia Rhodes Adams (@Sequoia_R_Adams) 2 de julio de 2022

Al “cargarlos con responsabilidades”, como perros grandes y pollos, para hacer que irse fuera un desafío logístico, Rhodes, según Tasha, estaba dominando a la familia. Seis hijos, el menor de los cuales nació cuando Tasha, que ahora tiene 50 años, tenía 42 después de tres abortos espontáneos y un mortinato, eran su deber.

Sequoia no puede recordar un momento en que su madre no la estuviera amamantando cuando era niña.

Hoy conocí a muchas mujeres que ya habían peleado su propia lucha en su juventud. Mujeres que ganaron y luego vieron cómo les quitaban todo aquello por lo que habían trabajado. Ahora vuelven a pelear con nosotros

— Sequoia Rhodes Adams (@Sequoia_R_Adams) 2 de julio de 2022

Tasha describió uno de esos abortos espontáneos de 2010 en una publicación de blog reciente, acusando a su esposo de explotar la tragedia para beneficio personal en medio de una batalla de poder entre los Oath Keepers. Tasha admitió a The Daily Beast que «casi se desangra», recordando despertarse en un charco de su propia sangre y tener que detener el sangrado ella misma después de no poder llamar la atención de Rhodes.

Aunque Sequoia era pequeña, recuerda claramente un detalle en particular: “Las alfombras estaban manchadas de sangre”. A pesar de la ausencia de una legislación desencadenante y de una decisión de 1999 de la Corte Suprema del Estado dominada por progresistas que consagra el derecho al aborto bajo el derecho constitucional a la privacidad de los habitantes de Montana, el aborto es legal en Montana.

«La cantidad de personas que tendrían un aborto peligroso no es tan alta», sin embargo, cuando digo ‘perchero’, saben exactamente a lo que me refiero. Piense en lo horrible y doloroso que sería ese proceso y, sin embargo, es un método de aborto ampliamente conocido. Estamos de vuelta allí ahora.

— Sequoia Rhodes Adams (@Sequoia_R_Adams) 28 de junio de 2022

Sin embargo, esa decisión se tomó luego de un aumento de la violencia contra los médicos abortistas de Montana.

Según un informe contemporáneo del Missoulian, a principios de la década de 1990, tres de las instalaciones de aborto del estado habían sido destruidas por un individuo que finalmente admitió haber destruido ocho en todo el oeste.